LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

POESÍA Y EXILIO EN LA FUNDACIÓN BRUNO ALONSO: RAMÓN SÁNCHEZ DÍAZ (1869-1960)

Deja un comentario

 

Ante todo dar las gracias a los organizadores (Fundación B.A. y a Luis Alberto Salcines, que me ha invitado en participar en este ciclo tan interesante de Poetas y exilio).

En este ciclo se dan a conocer a intelectuales que tuvieron que irse de este país por “motivos ajenos a su voluntad”, y que supuso una quiebra cultural, en un momento decisivo para España que estaba construyendo un futuro moderno, democrático y europeo durante la II República. En este contexto tumultuoso, laberíntico y difícil de la historia de España de 1931-1939, sobresalen muchos escritores, poetas, ensayistas, cuentistas, novelistas… etc., que tuvieron que exiliarse, callarse o morir por culpa de la Guerra Civil. Todos tuvieron, evidentemente, vidas anteriores a esas fechas, que son las que marcaron su destino, para el exilio o para quedarse… En esta tesitura esta Ramón Sánchez Díaz un escritor que “canónicamente” está adscrito a la generación del 98, por los temas que trata, por sus enfoques y críticas a la realidad española de su momento y sobre todo por sus relaciones personales con escritores de dicha generación. También hay que destacar que en su POESÍA, se le notan influencias del romanticismo y del reciente Modernismo que se está difundiendo por Europa. En esta crisis del Novecientos se encuentra Sánchez Díaz, que realiza gran parte de su obra publicada entre los 1900 y 1922 (a parte de sus asiduas colaboraciones periodísticas).

Esta etapa, anterior a la Guerra, consagró a Sánchez Díaz como un escritor de “raza” (prólogo de Joaquín Costa a su Juan Corazón), consecuente con su pensamiento, con sus ideas y con una visión renovadora de una España atrasada y caduca a la que intentaba cambiar desde sus escritos.

De Ramón Sánchez Díaz se pueden decir muchas cosas, pero la fundamental es que se mantuvo firme en su pensamiento y obra. Todo lo escrito por Ramón está basado en la realidad que él percibía (artículos en el Cantábrico, el Liberal, el Sol, el País, La Pluma, el Ebro, etc. etc.) y que trataba de corregir a través de sus intervenciones escritas.

La mayor parte de su obra se registra entre finales del siglo XIX y sobre todo el primer tercio del siglo XX (antes de la proclamación de la República y de que ostentara en 1936 el cargo de Director General de Comercio).

Durante los años 20-30, Sánchez Díaz es un literato del “momento” gracias a sus múltiples artículos en la prensa que critican la situación política española (El Cantábrico de Santander y el Liberal de Bilbao, El sol de Madrid, etc).

Sánchez Díaz publicó la mayor parte de sus obras a finales del siglo XIX y la primera década del siglo XX, como:

Paginas de mi vida, 1892

Amores, 1901

Mis viajes, 1901

Odios, 1903

Balada, 1904

Juan Corazón, 1906

Europa y España. El libro de los viajes y los negocios, 1910

Jesús en la fabrica, 1911

Predicaciones humildes,1913.

Estos libros son muy importantes para el devenir de la literatura española ya que la figura de Sánchez Díaz será “catalogada” como la de un “raro u olvidado” según el estudio de Cecilio Alonso. En él (Sobre la categoría canónica de Raros y Olvidados) Sánchez Díaz aparece como un escritor totalmente olvidado desde muchos puntos de vista: editorial, político, social… (Hoy en día aún se plantea su legado: Casuca Ascensión, primera Casa de Cultura privada de España, en continua remodelación, obras de restauración, adecuación, que la convierten en un “irrisorio” acto político de las demandas de Sanchez Díaz de 1954, “museo etnográfico y biblioteca (esta más o menos sí…).

Ramón Sánchez Díaz sufrió el exilio en Anglet sur de Francia pero lo más importante es que nunca recuperó su “ánimo” para escribir. La Guerra Civil le cercenó todas sus aspiraciones de “regeneracionismo” de España y sobre todo su personalidad, que se volvió más desencantada y apenada…

Desde el punto de vista político Sánchez Díaz siempre defendió la república (cargos políticos con Azaña y el Partido Republicano Radical Socialista. El III Congreso se realizó precisamente en Santander) y la laicidad del estado y de la educación ya que fue director de la Asociación de la Escuela Laica de Santander hacia 1905, en  la calle Magallanes y Tetuán existieron colegios de la Asociación (en Julio de la Cueva) y siempre mostró un tono conciliador y dialogante en cuestiones religiosas, sociales y educativas, lo que le propició ser un hombre flexible y tolerante, que no todo el mundo veía bien, sobre todo en su villa natal (anécdotas del panteón, de la casa, del coche, etc.) Este regeneracionismo de Sánchez Día se deja traslucir en la búsqueda de una “pedagogía social”, hay que educar y crear conciencia de la situación del país, por esos sus escritos en prensa van a tratar todos esos temas, políticos, sociales, culturales y educativos en su sección llamada “Plumadas”.

poema inedito RSD

Un inédito de R.Sánchez Díaz.

 

 

DANIEL GUERRA DE VIANA

 

 

 

 

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s