LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE


Deja un comentario

Dos poemas de Sikander Khan

 

Dos poemas de “El Corazón del Ciervo” por SIKANDER KHAN

 

GEOGRAFÍA DE LAS SOMBRAS

Solo en la enajenada quietud

De los lugares que nadie ha visto

Ni siquiera imaginado,

Solo al otro lado de esa falsa frontera

Que legisla lo que existe,

Se encuentra, bajo indefectible oscuridad

El conocimiento sin palabras.

 

La conciencia es un ojo deslumbrante,

Un foco cenital que disuelve las sombras,

Las dudas, los matices:

Claridad perfecta para una verdad absoluta,

Oscuro velo que nos preserva

De nuestra insoportable incertidumbre.

 

Por eso, quizá paradjicamente sea ms lúcido vagar

Entre las sombras movedizas de los bosques

Buscando, sin intención de hacerlo

Lo que ya sabes que no existe.

 

Es propicia la noche, la oblicua luminosidad

De los crepúsculos, la cercanía de las aguas y las cuevas,

Las montañas con extrañas formas

Entre las que solo quien se pierde puede hallar

Ese no-lugar transparente a ojos profanos. Y si lo mereces

Animales sabios te conducirán, como por azar,

Para luego desvanecerse en la espesura.

 

Porque tal vez encontrarlo sea solo comprender

Que lo que buscas no buscando está fuera y a la vez

Dentro de ti. Y entonces, no indagues, y como si

Ya hubieras muerto

Déjate abrazar por el dulce olvido de las sombras:

Conocerás el difuso poder de la ignorancia,

Esa voz inaudible que susurra en tu oído

Lentas, vacías palabras

De un pleno de significado silencio.

 

 

 

EPIFANÍA INVERNAL

Atravesada la última línea

De deshojados árboles

El río

Es un horizonte de cantos rodados

Desvaneciéndose en la niebla.

 

Ni siquiera el agua

Oculta entre los cantos

Susurra.

 

Sólo el silencio

De las redondas piedras,

Enormes, brillando húmedas

Bajo la lluvia.

 

Llueven gotas de aire en la empapada atmósfera.

Las piedras relucen entre la niebla como ojos.

El paisaje se retuerce y deforma como una hoja de papel

Que arde:

Un inexplicable significado

Ensambla todas las piezas

En el silencio de un trueno inmenso.

 

 

 

 


Deja un comentario

Un poema de Gloria Camino

 

¿Tanto hemos cambiado,

que nos asustan los recuerdos?

Paseando por una playa fría, llegan aún

los gritos que rasgan las vendas de un verano

almacenado aparte, como una fiera disecada.

Camimamos juntos, y la humedad de la distancia

apelmaza la arena de una felicidad pretérita.

No sabíamos que el tiempo trabajaba así,

vaciando de sus repositorios la alegría

que creíamos bien custodiada,

no dejando nada sin tocar, siquiera por merced

de reservarnos algo, tan sólo una pena,

quizás el recuerdo de nosotros mismos.


Deja un comentario

Julia Uceda

 

Si hablamos de la la Generación poética de los años 50, hablamos de la poesía del desarraigo y de la Dictadura, y ¿a quién tenemos?
A Gil de Biedma, Angel Gónzalez, Angel Crespo, Claudio Rodriguez.
Y ¿a qué mujeres poetas tenemos?
En los textos sólo aparece Ángela Figuera Aymerich, autora de -la belleza cruel- de la que la joven poeta Elena Medel dice que le debe su influencia en el premio de Poesía Loewe Joven, que recibió en el año 2014.
también está Alfonsa de la Torre, que revisita la escritura surrealista, Margarita Ferreras, que escribe poesía erótica – Pez en la tierra-.
Gloria Fuertes, la más reconocida, con su poesía queer, transgenero/ transgresora (que rechaza todo tipo de género y se aparta de la regla) y a quien se le están brindando este año todos los honores.
Pues bien, en esta década están escribiendo Victoria Atenzia, y Julia Uceda – Mariposa en cenizas /1959/

Es ahora cuando estamos descubriendo el pensamiento poético femenino a la escala que tiene el masculino.
La falta o escasez en los textos de referentes poéticos femeninos, como los han tenido los hombres, supone un vacío que es necesario reparar.
Es ahora y gracias a documentales, como Se dice Poeta, al colectivo Genialogías, ensayos y tesis doctorales, como la de Ana López Navajas, entre otras, cuando estamos descubriendo el pensamiento poético femenino a la escala que tiene el masculino.
JULIA UCEDA
22/10/25/SEVILLA

Profesora, poeta, Accesit Premio Adonais
Premio Nacional de Poesía 2003 por “Viento hacia el mar´´
Premio de la crítica de Poesía Castellana 2006
Doctora en Filosofía y Letras, con su tesis sobre Jose Luís Hidalgo
Fue profesora en la Universidad de Cadiz
Se traslada a EE.UU hasta 1973, fué docente en la U. de Michigan y en la U. de Sevilla.

Su obra está traducida a varios idiomas.
El presidente de los críticos literarios, Miguel García Posada, señaló a Julia Uceda como una de las más brillantes autoras que ha dado la lengua española..

Poemas de Cherry Lane, escrito en 1968, en el habla de una búsqueda personal “en la que poesía y amor aspiran a derribar las últimas fronteras posibles´´.
Escrito en diferentes registros, metapoético, filosófico, intuitivo, onírico.
Todos ellos sugerentes y por los que tengo especial predilección, de manera que he disfrutado mucho este poemario.

En la entrevista incluida en el libro, firmada por Julia Barella, la autora dice que el valor de la poesía lo otorga el tiempo, no los premios.
Que la mayor satisfacción del premio fue que abría puertas a otras poetas.
Que la esencia de lo escrito está por encima de los biológico.
Y leo textualmente:.
“ en el pasado y por razones religiosas probablemente, se cubrió a la mujer con el manto de la dificultad, prohibición realmente, de pensar, y el clero lo bendijo en los países del libro.
Ella dice que escribe para buscarse a si misma, y también como ser vivo diferente al árbol, al animal.
Dice que sus poemas suelen escribirse solos: una frase, una idea….. a veces conscientemente, otras las ideas tiran de las emociones o recuerdos y surge lo que llama boceto.
Entiende que la poética debe dar testimonio de quien la escribe, de su historia, de su tiempo.
que escribe desde un realismo pasado por el alma, y que la poesía más que cargada de futuro, es un arma cargada de verdad.
Cuando se la pregunta por cuales son sus lecturas más recientes, contesta que la poesía está en toda cultura y en todo idioma.
Se considera a sí misma una rebelde sistemática, nómada como forma de acercarse al otro, no demonizarle.
Julia Uceda es gran conocedora del existencialismo de postguerra, su segundo libro – Extraña juventud- representó el deseo de renovación de la poesía social de finales de los cincuenta.
Para Uceda la poesía procede de lugares extraños, de territorios no plenamente conscientes asociados al sueño y la memoria creadora.
De ella como ya han dicho sorprende la modernidad del lenguaje, la técnica de combinar heptasílabos y endecasílabos sin un patrón fijo.
Invito a leer a esta gran poeta “en rebeldía´´ como anuncia el documentado y magnífico prólogo de la profesora y poeta María Ángeles Pérez López.

DORI CAMPOS
SANTANDER, MAYO 2017

(Presentación en el ciclo Mujeres Poetas de un nuevo título de la colección Genialogías en la editorial Tigres de Papel).


1 comentario

Un poema de Marc Riverola

ESTRATEGIAS

 

La soledad es un estrato,

una condición, una estrategia

porque da lo mismo dónde caigas:

la soledad es mullida siempre.

La soledad es una invención

de los momentos en que la existencia nos resulta inverosímil.

La soledad nos pinta un mundo

que vive su propia vida y a veces choca con nuestros zapatos.

La soledad se encarga, te va a buscar el pan

y le cambia el agua a los canarios

cuando la enfermedad que son los otros

te postra rendido en una cama ardiente.

A la soledad quiero yo llegar por propio pie,

y eso significa mucho,

lo significa todo,

al final (que puede ser ahora).

 

 


Deja un comentario

Un poema de Pepe Poveda (de “Lanzo mi corazón al viento”, de próxima aparición)

 

Nos quedará el mar

 

Cuando termine el banquete

cuando se enfríen las brasas

cuando se acaben las risas

cuando llegue la noche…

Aún nos quedará el mar

 

El tiempo pasará

habrá noches sin luna

el sol no brillará

podrá escasear el pan

se secarán los ríos…

Aún nos quedará el mar

 

Los recuerdos se perderán

la memoria nos traicionará

los amigos desaparecerán

los amores, los seres queridos…

Aún nos quedará el mar

 

Estallarán las estrellas

la galaxia explotará

los seres humanos perderán

su identidad

equinoccios y solsticios se alterarán,

confundirán las estaciones

Aún nos quedará el mar

Siempre nos quedará el mar.