LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE


2 comentarios

Un poema de Gloria Camino

 

Han descendido las lluvias.
Súbitamente arrancaron de tí
la brida oscura, empapada,
un regazo sobrehumanamente alzado
del que emergiste, transfigurada,
bien ya otra presencia,
pero aún ciñendo los espacios
que habitaste,
recordando tú los cálidos mares
someros, de esmeralda mares
que pensaron ser siempre así,
donde peces soñando a tí
te sueñan, todavía.

En la primera mañana,
en la última tarde ya se tensan,
vibran los lazos que sostienen
esta realidad. Ansiamos penetrar
ese alma, esa vida perfecta
de la colina, capullo repleto,
tesoro crujiente de voces
y ruidos de cuerpos volteados.
Paseamos entre los tallos ásperos
de las altas y salvajes especies
de hierbas, las flores groseras,
las zarzamoras que defienden los flancos
como de una trinchera descarnada.
Y buscamos fósiles,
sus cuerpos sin alma, sus almas seccionadas
sin saberlo.

A lo lejos brilla en la ladera
un único, resplandeciente
árbol, Irminsul.


2 comentarios

Secret Life by Eva García

 

  VIDA SECRETA

 

“ Vida secreta” es una canción de Leonard Cohen. Su título me sirvió para dar nombre a este trabajo. Mi padre la escuchaba mientras pintaba su mural y yo lo fotografiaba en un intento de homenajear en él a las personas que consiguen crear un mundo propio, un camino paralelo para esquivar la realidad, para no perder su luz… .

 

Una nevera estropeada que guarda sus pinturas, una bruja colgada en el techo testigo de noches enteras buscando colores y formas y una silla que el amanecer deja vacía, llenan esta habitación, que es su paraíso y mi espacio fotográfico.

 

Un banco de peces es el hilo conductor de su proceso creativo, sin ambición, doméstico y escondido, pero con una intención profunda de lograr una vía de escape, un camino para ser quien realmente es.

 

EVA GARCÍA

 


Deja un comentario

Dos poemas de Paloma Bienert

 

Frío

 

En el frío te encuentro.

En la disputa, el vértigo de disolvernos,

en el anillo de vaho que

se apodera de mí sin conocerte.

(Como exorcismo de una despedida,

como si no te hubiera amado nunca).

 

 

Madrugada

 

Esperando tu despertar

qué pronto madruga mi amor.

¿Qué amanecer el tuyo

insomne en mí?

 

La noche nos guarece,

en lo gris crecemos.

 

Despuntan larvas marinas,

luciérnagas

en la diagonal del nombre

como alegres saetas.