LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

La ciudad sostenida por mil gracias

2 comentarios

 
1-8-2016
 Cuando vueles hacia Venecia verás sucesos extraordinarios, pasarás por encima de los Picos de Europa, poco después los Pirineos y los Alpes. Eso parece una contradicción, las montañas más elevadas de Europa y la ciudad que se hunde lentamente en su laguna. Pero no es más que el principio. Más tarde varios aviones se cruzarán contigo en el aire para mostrarte que también otros saben sobrevolar el mundo y sus dificultades, que hay otras direcciones, otros sentidos y otros puntos cardinales; algunos incluso mostrarán en colores sus chorros de gases aerodinámicos. Vas a Venecia y vas volando, eso es lo importante.
2-8-2016
 Cuando llegues a Venecia descubrirás una ciudad para la vida celeste, ya que no es necesario vivir siempre en el nivel utilitario, eficaz, normal, usual y cotidiano de la existencia. Venecia te enseñará otros niveles más altos, ya que desde aquí se puede ascender al nivel de las atenciones extraordinarias.
Si te fijas bien observarás que hay calles y canales, aunque lo más interesante tarda en mostrarse. Mil gracias se han derramado por esta ciudad y han logrado mantenerla elevada, también han generado formas de iglesias, palacios, cúpulas, torres, puentes, estilos, olas… Hasta las fachadas han querido jugar con sus arcos a impresionar al visitante desprevenido. Si te descuidas te convertirás en león alado.
Pasea, cruza los puentes, camina hasta la siguiente sorpresa y mira cómo todo cambia y permanece, como Heráclito y Parménides siguen teniendo razón al mismo tiempo e indicando lo mismo.
3-8-2016
 El visitante que llegue a Venecia no debe dejarse abrumar por el exceso de arte, de belleza y de impresiones hermosas. Todo son apariencias, la realidad es más bella todavía para el que sepa contemplarla. Si le das tiempo la ciudad te ofrecerá todo su esplendor y su pasado con la sonrisa más elocuente.
Si te pierdes por la  zona de la Iglesia de San Pantalone, entra y contempla “El martirio y la apoteosis de San Pantalón”, de Giovanni Antonio Fumiani, que pintó entre 1680 y 1704 esta maravilla de trampantojos, escorzos sobre cuarenta lienzos cosidos y enlazados  de unos 440 metros cuadrados.
4-8-2016
 Venecia te curará definitivamente y te protegerá contra el escepticismo y el nihilismo. Venecia existe y mientras se mantenga en pie todos los ideales de belleza, perfección y armonía te acompañarán y harán posible tu salvación.
Es posible que los habitantes de las islas más próximas a Venecia (Murano, Burano, Mazzorbo, Torcello, Lido) tengan costumbres y profesiones excepcionales. En Murano se han especializado en dar los más hermosos colores a los cristales fundidos y hacen con ellos maravillas y lámparas, en Torcello conservan todavía una iglesia bizantina, en Burano pintan las casas de tan hermosos y variados colores que  es normal que hagan encajes con su alegría. En la Giudecca mantienen iglesias de Palladio con su estilo perfecto y en el Lido siguen jugando a que no llegue la muerte a Venecia.
También es normal que haya embarcaciones para los bomberos y para las ambulancias, para los helados y los turistas, para los albañiles y para la policía, para recoger la basuras y para recoger cualquier cosa, es posible que haya góndolas solo para transportar las palabras de los poetas enamorados.
5-8-2016
 No  dejes que la realidad te estropee una buena teoría. Seguro que Venecia tiene mosquitos, malos olores, ruidos de las estaciones de los vaporettos, oleajes inoportunos, mareas altas… pero si interpretas  todo eso con encanto te saldrá una ciudad que flota sobre la laguna, el mar y los asuntos humanos, que está por encima del movimiento imprevisto de las aguas, del sonido de lo que fluye, de la conciencia del paso del tiempo y de la convivencia con todas las cosas vivas.
Y no te olvides de anotar que los grandes  edificios  de Venecia se sostienen sobre millones de troncos (pilotes, por ejemplo Santa María de la Salute dicen que se sostiene sobre 100.000 de estos pilotes) clavados sobre el lecho de la laguna. Hacer de un terreno pantanoso una ciudad perfecta tiene su mérito. Pocos lo han conseguido.
Tampoco es extraño que todas las artes se quieran dar cita simultáneamente en Venecia (en su famosa Bienale). Mientras se celebra la XV edición  de la Bienal de Arquitectura se presenta la Bienal de Teatro, de Danza y de Música, además del Festival de Cine. Otros años se dedican a la pintura y a la escultura, de hecho a Calder en 1952 le concedieron el Premio de Escultura de la Bienal y estos días hay un “stabile” rojo asomado al Gran canal desde el Museo de Peggy Guggenheim.
6-8-2016
 De todos los delirios imaginables uno de los mejores es el de Venecia. Aunque insistan en que la ciudad se hunde, aunque haya incomodidades, los habitantes de Venecia saben al menos dos cosas; que todo puede hundirse y perderse y, por eso, están preparados para entender la finitud de todos los empeños humanos; la otra cosa es que, puestos a hundirse en algo, mejor hundirse rodeados de belleza y magnificencia que en otras corrupciones, desigualdades e injusticias menos elegantes.
6-8-2016
 Nadie debe perderse los tres móviles de Calder que vuelan dentro del Museo de Peggy Guggenheim. Las obras de Calder necesariamente congenian con el espíritu veneciano de ligereza, levedad, alegría, hedonismo visual, disfrute de la vida, optimismo y vitalidad.
Si Félix de Azúa en su obra “La Venecia de Casanova” insinúa que los venecianos pensaban con los ojos, Nietzsche (gran amante de Venecia) pensaba que si alguien era artista tenía que gustarle Venecia y que los artistas no debían ser eruditos, sino hacer fiestas para los ojos. Eso es Venecia, una fiesta total y absoluta para los ojos, la felicidad en forma de ciudad, el placer del lujo, el escenario del placer, los palacios del gozo, la acumulación de belleza, arte e ingenio, las atrevidas combinaciones de arcos, puentes, canales, estatuas y pinturas.
7-8-2016
 El lujo es el esplendor de toda una historia del arte acumulada durante siglos. El esplendor del Teatro de la Fenice resucitando de los incendios, el ave fénix. Paolo Veronese y su enorme cuadro “El banquete en la casa de Levi” (1573) en la Galería de la Academia. Grandeza y maravilla, la envidia de cualquier pintor de todos los tiempos.
Y las maravillosas vistas desde el Campanile de San Marcos. Excepto el paso de los enormes cruceros que no necesitan para nada cruzar tan cerca de esta maravilla.
Si antes del siglo XV clavando pilotes de un metro de longitud ya eran capaces de hacer edificaciones de estilo bizantino y gótico; y si a partir del siglo XV, clavando pilotes de roble o de alerce de cuatro metros de longitud y veinte centímetros de diámetro, unos nueve pilotes por metro cuadrado, fueron capaces de sostener estas maravillas, es que estos venecianos nacieron para soñar. Si llegan a tener una roca tan sólida como la de Manhattan, qué construcciones habrían levantado, a qué alturas habrían llegado, qué soluciones habrían adoptado.
8-8-2016
 Venecia es un laberinto infinito de canales, de fondamente (paseos, aceras), de iglesias y palacios, de lagunas y campanas, de torres y campaniles, de máscaras y vaporetos, de góndolas y esplendores, de leones alados y visitantes.
Si paseas por el Canareggio verás una auténtica colección de obras arte, de pinturas y esculturas y buen gusto. En el patio de la iglesia de San Giovanni y San Paolo está esa maravilla escultórica que es la estatua ecuestre del Condotiero Bartolomeo Colleoni, de Andrea Verrochio, apoyado el caballo sobre tres patas. Todavía impresiona.
Venecia es infinita. Días, semanas, meses y años más tarde entenderás que las calles de tu ciudad no son canales y que no circulan vaporetos. Poco a poco entenderás la exclusividad de la obra, la suma de cuidados, atenciones y gracias que hay que sumar para hacer una ciudad así.
FAUSTINO LÓPEZ
Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

2 pensamientos en “La ciudad sostenida por mil gracias

  1. Bello relato por la ciudad que en sus múltiples manifestaciones tanto inspiró a Italo Calvino…

  2. Hay algo de la gracia de Venecia en la estructura de esta prosa
    Konshe Joshvendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s