LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

Agur, neska polita

1 comentario

OBITUARIO DE ISABEL GARAY

 

Han transcurrido dos semanas desde el fallecimiento de Isabel Garay y solamente ahora comienzo a tener consciencia de su desaparición física. Y digo física, porque cuando algún ser querido muere su memoria nos sigue invadiendo y   nos persigue hasta convertirse en parte de lo que somos, recordando las palabras de Héléne Parmelin, la escritora, camarada y amiga de Picasso, cuando decía “solo rindo culto a las tumbas con el afecto de la memoria. Todos los sepulcros están en mí”.

Ahora está el de Isabel Garay, sobre cuya obra casi todo está ya dicho y nada que yo añada podrá importar, pero sí debo resaltar, desde el afecto, comprensión y amistad que nos ha unido durante casi medio siglo que, por encima de una obra artística que ahí queda, habrá algo que siempre se confundirá con la memoria de nuestros amigos muertos, algunos de ellos comunes: su calidad humana.

Su carácter posiblemente será irrepetible porque pertenece a ese ADN que en parte ha logrado doblegarla a última hora, y que conformaba una vitalidad, una alegría de vivir, un deseo de conocer e investigar, un ansia por amar cuanto  hacía y le rodeaba, que a todos nos ha impregnado a lo largo de nuestra relación y del que ahora nos dejaría huérfanos si no conseguimos extraer la lección que hayamos sido capaces de aprender.

En la generosidad de mesa y fogones y en el jardín de su taller queda el resultado de una obra que algún día relaté como el esplendor en la yerba que la caracterizaba, y que ahora, cuando transitamos por la última vuelta de un camino casi barojiano, dejará un vacío que apenas la contemplación de sus figuras podrá resolver.

Nos queda su recuerdo, transido en nuestro propio taller de una memoria aún vigente, como afortunadamente nos queda cuanto forma parte de su otra obra, la más tangible y la más cercana: Chevis, su marido; Aser y Olatz, sus hij@s; sus niet@s, con quienes siempre compartiremos la satisfacción de su conocimiento, a la vez que, como nos decía Olatz, la injusticia de una vida que pone su punto final a quien más la amaba, logrando introducirse por el único resquicio de sus genes.

Digo adiós, hasta siempre, a la pintora, escultora, cocinera, persona, amiga con la que compartí tiempos difíciles y confidencias en momentos delicados, y que para mí siempre será la neska polita, la muchacha bonita que un día conocí. Agur.

J.R. Viadero

 

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

Un pensamiento en “Agur, neska polita

  1. Bienvenido al blog, Ramón. Esperamos verte mucho por aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s