LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

Esta canción está desafinada

4 comentarios

No suena bien,

 

chirría como los goznes de una puerta

 

mal engrasada.

 

Hiere a los oídos. Son gritos.

 

Gritos humanos de desesperación.

 

 

 

Es una canción amortiguada

 

por las lágrimas de miles de ojos,

 

por las notas que anidan en el pecho,

 

gritos atascados en la garganta de las madres,

 

manos aferradas a los hijos ahogados,

 

a los niños hambrientos,

 

aplastados en los caminos de la esperanza,

 

en la ilusión por alcanzar la vieja Europa.

 

 

 

Esta canción es de los parias del mundo,

 

de los seres expulsados de su casa,

 

calcinados por bombas incendiarias,

 

torturados,

 

degradados hasta lo más profundo,

 

hasta la sima más honda de la raza.

 

 

 

Esta canción canta a los niños barro,

 

a los niños sin patria,

 

apenas sin lágrimas,

 

a los que arrojamos  mendrugos de pan,

 

en las fronteras.

 

Es de los niños sin esperanza y sin futuro.

 

 

 

A esta canción le falta la melodía,

 

está desafinada,

 

y no podemos cantarla.

 

No podemos mientras haya mil voces

 

despiertas en la noche,

 

ateridas de frío al amanecer,

 

con enormes ojos de pavor,

 

inundados de paisajes tristes,

 

mientras  haya hombres que hipotecan

 

sus sueños, que ocultan sus lágrimas

 

y lloran a escondidas.

 

  

 

Esta canción está desafinada,

 

pero resuena de esperanza en el hombre.

 

En el hombre que apuntala su presente,

 

en el que sabe llorar ,

 

en el que planta flores,

 

en el que está descalzo pero sigue en el camino,

 

en el que madruga con el  alba

 

y enciende el fuego.

 

Es del que encala las paredes,

 

se estremece en la noche

 

y puede helarse si el otoño es crudo

Pepe Poveda

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

4 pensamientos en “Esta canción está desafinada

  1. No sé por qué tenemos que aprender con un sufrimiento sobrevalorado. La distancia entre las cosas y yo es tanta que en salvarla me va la vida.

    Rosario

  2. Cuando la poesia hace vibrar su cuerda y ésta chirria porque en el mundo en que vivimos se oyen gritos humanos desesperados, entonces…
    Un abrazo Pepe Poveda desde Paris. Alejandro Arribas.

  3. Pepe, te doy gracias por traérnoslo y que mengüen las distancias, pues ADENTRO y AFUERA somos iguales…

    Paloma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s