LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

TRÍPTICO INTEMPERADO

3 comentarios

 

(I) EL SÍ

 

Podría escribir los versos más negros esta noche,

buena para nacer en su portal de insomnes nadas

todo un tropel de negruras a la caza. Podría

enrocarme en canto y oficio de tinieblas, tantas

ensayan su seducción de sonriente calavera y danzan

ante mí su contradanza de los siete cielos de la locura

y el éxtasis impío. Mas aun así sé que un sí trémulo

cuanto indomable defendería a sangre y fuego su última

trinchera, su derecho irrenunciado. El sí que me condena

a ser pálpito de sombra y llama aun en la ceniza,

aun en la cloaca. Aun en el espejo de tinieblas que pulen

y donde me cercan y aprisionan mis fantasmas de la guarda.

 

(II) EL SER

 

Ser yo pues que yo te soy y tú me eres, mi semejante, hermano

mío. Son los otros el infierno, dixit el galo filósofo reculante

entre el ser y la nada, no erraba el tiro mas marraba el blanco,

era bizco. Sería yo mi propio infierno, o mi anonadado paraíso,

si no más que en la frontera de mi piel habitara, por solo sustento

mi aliento, mi sombra y mi palabra, por solo reino una mismidad

de su autosuficiencia coronada. Yermo reino, ilusa isla

enhebrada de nieblas y oropeles que enfrentan muralla al horizonte.

Libre me quiero, pero no mío, no a sacrosanto régimen de propiedad

privada quiero mi yo soy subyugado, uncido al eterno retorno

de mi mismo eco. Ser porque tú a ti te digo y tú a mí

me dices, fundando el nos y el otro que en contrastado concierto

la identidad propia a cada cual reverbera en regalo que nos nace.

A ser y para ser el nacer nuestro.

(III)

Pregunta adviene, erizada de clavos y de espinas. Espinosa cuestión

la del Otro (con mayúsculas) del nosotros Quién el otro

lado y la otra cara del ser nuestro nos abriera o, al contrario,

nos hurtara. Quienes le dicen mayúsculo fantasma del deseo, ladrón

que del ser sí mismos mismamente nos aliena, amén de todo poder

y todos los amos, y en fin, gran padre, gran hermano, gran amigo

imaginario de mentecatos y de ilusos. No digamos que no,

ni que sí, ni que ni todo lo contrario; no decir, ser escucha

en el silencio y al acecho, acaso así entreoír el fragor sordo,

mixturado de chirridos, chillidos y rumor de fuentes y albas,

de una imperiosa e invicta melodía que la clave de nuestro ser

cantara.

LUIS ANTOLÍN

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

3 pensamientos en “TRÍPTICO INTEMPERADO

  1. Intensos versos henchidos de la rebeldía primigenia, tan humana… . Bienvenido

  2. Bienhallados.Grato hallar hospitalidad en esta tienda de nómadas del pensamiento y la poesía.Gracias.

  3. Tríptico esencial, que se nos queda ronroneando en el aire, como la verdadera palabra, versos muy certeros, ¡ peligro !, otro valiente se nos ha unido, ¡ bienvenido Luis Enrique !
    Paloma B.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s