LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

REFLEJOS . Marisa Campos poetiza a Lourdes Fernández

1 comentario

 

 

 

 

 

Lourdes 3 r

 

lourdes Reflejos_4_auto

Proyecto Reflejos

 

Lourdes Fernández Calleja titula a su serie Egos, trabajo con el que participó en el Proyecto Experimental Reflejos, que reunió tanto a artistas como a escritores en la sala Hangar de la Biblioteca Central de Cantabria. La relación existente entre la composición y el objeto, en la obra de Lourdes, me hizo pensar en Jan Svankmajer, arista checo y además poeta y creador de películas de animación, el cuál puntualiza:

“Para mí, los objetos siempre han estado más vivos que las personas. Y es que la memoria de los objetos es más larga que la memoria humana, que está limitada por la mortalidad”.

Traspasados los límites del tiempo y el ciclo de la vida-muerte, las cosas reflejan nuestro propio yo. Jan Svankmajer nos aclara más:

“Me gustan las cosas viejas, no porque sean viejas, sino porque fueron testigos de emociones, situaciones, y actos de personas cuando estas se encontraban bajo tensión emocional”.

Los objetos manipulados, revelan la experiencia humana que es un cúmulo de emociones. Lourdes ya había empezado a utilizar alfileres en la exposición realizada en el Observatorio de Arte de Arnuero de 2003 y antes había incluido clavos y madera. La primera obra con alfileres tuvo como soporte el papel. El objeto ocupa un lugar fundamental en sus creaciones, sustituye a la línea y cada obra puede sustentar entre cinco mil y seis mil pequeñas piezas en un largo proceso que exige un minucioso estudio de los contornos y las sombras. El alfiler tiene un código, es símbolo de lo efímero, lo provisional, así lo concibe la artista y por esa carga lo requiere: “Nos rodeamos de cosas accesorias”.

Hay un común denominador en estos objetos metálicos que muestran partes del cuerpo puesto que, la integración de la materia proporciona consistencia a los miembros y no es necesario un rostro para reflejar sentimientos, sino que el Ego es capaz de aflorar en la enérgica línea de la anatomía. Resaltando la técnica del dibujo y la metáfora del objeto, traduce una sensación pasajera, altamente poética donde hay tensión de contrarios, el peso de la materia y lo liviano. Estas son las cuatro obras de la muestra: Egos manos que sustentan capullos de seda simbolizando los diferentes egos. Memento mori, mano de la que pende un hilo enredado en los dedos que sostienen las agujas de un reloj, símil de que el tiempo actúa en contra del ego. Ego enmarañado, el primero de la serie Egos, expuesto en Arnuero y que representa una mano que tira de un hilo. Por último el Ego caníbal, ego que se alimenta de sí mismo.

Marisa Campo

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

Un pensamiento en “REFLEJOS . Marisa Campos poetiza a Lourdes Fernández

  1. Sí, el tiempo en contra de los Egos, qué aguda penetración del asunto Marisa ; o mejor tendría que decir los asuntos… la cercana palpitación del hombre en el objeto, el ciclo hombre-tiempo, la realidad primera y su sombra. Y así la conjunción entre Lourdes y tú, buena buena.

    Paloma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s