LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE

GIGER. Por Mariano Gómez de Vallejo

1 comentario

Imagen

    El siglo XX se sigue yendo, imparable (García Calvo, Giraud-Moebius, Leopoldo M. Panero, José Hernández…). A veces me da la sensación que sólo escribo necrológicas; así con el suizo Giger (Hans Rudolf Giger. Coira, Suiza, 5 de febrero de 1940 – Zúrich, 12 de mayo de 2014) el pintor, escultor, diseñador, escenógrafo que me entero se ha matado en un estúpido accidente doméstico.

Imagen

      Giger se dio a conocer masivamente a partir de su colaboración -fundamental- en la película Alien el octavo pasajero de Ridley Scott, pero en algunos medios era ya conocido por su alucinada y muy prolífica imaginación plástica.

Imagen

     Giger, aerógrafo en mano, creó y recreó todo tipo de fantasmagorías siniestras, obsesivas, desasosegantes. Es otro artista heredero del surrealismo y todos sus antecedentes ( pienso también en William Blake aparte de Rops, Kubin, Redon, Clovis Trouville, Hans Bellmer, Leonora Carrington, Leonor Finí, Bacon…) al que, en su peculiar estilo oscuro, enriqueció con elementos de su momento, del espíritu de su época; así los reptilianos entes biomecánicos, ciborgs, alienígenas y radiactivos mutantes se nos aparecen en unas terroríficas atmósferas de pesadilla gótica extrapolada a un futuro de ciencia ficción, de tinte antiguo: catedrales de vértebras arbotantes, estatuaria de encorsetados costillares férulas, respiradores anóxicos, lúbricas prótesis metalizadas en eróticos artefactos, insectívoras vulvas eléctricas.

Imagen

   Morbosas penetraciones con pavonados órganos en mecanizadas cópulas, parturientos engendros viscerales osificados, coxificados mas bién, escatológicas intervenciones mecánico-quirúrgicas en inquietantes corporeidades mixtas entre “pornomáquinas” ; expresión de una compleja sexualidad demoníaca (satánica) que, por otro lado, pese a su renovación visual, se entronca con la tradición del fantástico europeo. Gótico, romántico, simbólico; no nos olvidemos de los flamencos y su imaginario infernal ilustrador doctrinal y culpabilizador y del Moderno Prometeo Frankestein, quizá la primera obra de ciencia ficción tout court.

Imagen

    Si bien el terrorífico Giger no es de mis artistas preferidos, hemos de reconocerle su singularidad, creó su propio estilo y va camino de pasar de un artista de minoritario culto, a un iconógrafo popular (sus imitadores son legión): ahí vemos sus motivos macabros de intrincado diseño en las “chupas” de heavy-metaleros, Ángeles del Infierno y otras tribus, así como su infinita proliferación en soporte piel (viva) en esta “ola tatuadora que -sin solución de continuidad- nos invade”.

Imagen

     Pero prefiero quedarme con su Gorgona primera y acabar con su particular homenaje a Arnold Böcklin en su Toteninsel, una prueba de sus raíces estéticas, así: en su último viaje, esperemos en paz, a la Isla de Los Muertos….

                                            ………………Mariano Gómez de Vallejo

……….  ……Mortera 14 de mayo 2014

 

Interesados pinchar en:

https://www.youtube.com/watch?v=R6YgGEKMrj0#t=1093

Anuncios

Autor: latiendadelkirguise

Somos un grupo de amigos interesados en la actividad literaria y artística en general.

Un pensamiento en “GIGER. Por Mariano Gómez de Vallejo

  1. Ay amigo! -como dijo Jaime Gil de Biedma- ¡Nos disparan cerca!..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s