LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE


2 comentarios

CADÁVER EXQUISITO A CIEGAS (leído en el recital celebrado en Soto Iruz el 22 de diciembre de 2012). Homenaje a Ramón y Vera

Imagen
Venimos de la sombra, del trajín

del ruidoso bullicio del asfalto.

Al llegar a Penilla

regresamos a casa, a su casa, a nuestra casa.

Nos dejamos acariciar por su luz,

por su acogida cálida y silenciosa.

Nos sentimos unidas y podemos

jugar con el espacio,

volver a las transparencias.

Aquí, en este lugar, nacen las palabras,

sueña la aventura,

y todo,

siempre,

es posible

para aprender

de este viaje larguísimo

del más allá al verso del paladar;

tiempo de especias;

uno más uno es ecuación para encontrarse.

El Otoño, savia recia que nos hace sabios.

Siempre un sí;

encontrémonos en el océano.

Anida el soplo de la tarde en garganta de mujer;

hace hogar y comprende,

mientras sus dedos fijan en el aire

otro alfabeto.

El tiempo aquí quita la sed, sopla el cansancio.

Somos afortunadas descubriendo

dos amigos y un solo corazón.

Coletillas: la amistad es un cálido plato que juega entre pucheros,

hierve la sangre, oxigena las neuronas

y azota las conciencias con un amor imperecedero.

A la vera de RamóN verán amor.

Vera, R-amo-N, amo, Vera, VeraN amoR.

Nieves Álvarez, Elena Camacho, Dori Campos, Marisa Campo, María José Echevarría, Maribel Fernández, Rosario Gorostegui, Marina Gurruchaga, Carmen Mora, Loli Peñil, Yolanda Soler Onís, Adela Sáinz, Isabel Victorino.

Anuncios


1 comentario

Mujeres de literatura

Imagen

Ha sido una constante en nuestra historia reciente la escasísima presencia femenina en los ámbitos públicos en general y en aquellos relacionados con la cultura o la ciencia, en particular. Cuando digo historia reciente me refiero a lo que se denomina Historia Contemporánea, a partir de la revolución industrial; y también a un territorio determinado: la historia de Occidente; más acá, Europa; aún más acá, España. En la literatura no es diferente. A la luz de publicaciones que lo denuncian, el libro de Pepa Merlo, Peces en la tierra, nos explica cómo hubo un nutrido grupo de mujeres –Josefina de la Torre, María Cegarra o Pilar de Valderrama– que también aportaron mucho a la generación de autores del 27 y a la poesía española, aunque la Guerra Civil las silenció.

Josefina de la Torre fue la voz en castellano de Marlene Dietrich. Gloria de la Prada escribía coplas mucho antes que Federico García Lorca. María Cegarra se convirtió en la primera mujer española licenciada en Ciencias Químicas. Pilar de Valderrama fue musa de Antonio Machado… Y además, destacaron como poetas, pero ni ellas ni muchas otras aparecen en los libros de texto. Podrían estarlo, como Manuel Altolaguirre, Rafael Alberti o Vicente Aleixandre.

Todos formaban parte de la Generación del 27. Sin embargo, solo ellos pasaron a la historia. Y no porque se vieran arrinconadas, al contrario. Durante la época de la República y desde principios del siglo pasado hasta 1936, publicaban al mismo tiempo y tenían una vida intelectual tan activa como ellos. Todo se rompería con la Guerra Civil y aquel discurso de Franco ante la Sección Femenina en el que animaba a recuperar el hogar para la mujer.

Todas publicaron y casi un 90 por ciento aparecían asiduamente en las revistas literarias. Ahí estaban – además de las mencionadas Josefina de la Torre, Gloria de la Prada, María Cegarra y Pilar de Valderrama – Casilda de Antón del Olmet, Rosa Chacel, Concha Méndez, María Luisa Muñoz de Buendía, Cristina de Arteaga, Lucía Sánchez Saornil, Elisabeth Mulder, Ernestina de Champourcin, María Teresa Roca de Togores, Marina Romero, Josefina Romo Arregui, Dolores Catarnieu, Josefina Bolinaga, Esther López, Margarita Ferreras y Carmen Conde.

El libro de texto Lengua castellana y Literatura, de 4º de la ESO, Proyecto Ánfora, serie Trama, de la editorial Oxford, que se estudia en el curso 2012-2013 ha sido objeto de un pequeño recuento. He contado la presencia de textos de mujeres que se proponen para hacer análisis de texto o como simples ejemplos. De un total de 197 textos reproducidos, solo 12 son de mujeres. Pero esto no significa que sean 12 las mujeres representadas, sino 10 ya que encontramos dos poemas de Rosalía de Castro (págs. 20 y 21); y dos textos de Carmen Laforet (págs. 111 y 208). El resto corresponde a Mary W. Shelley, (pág. 25), Marguerite Yourcenar (pág. 32), Emilia Pardo Bazán (pág. 59), Inés Blanco Soria (pág. 107), Carmen Martín Gaite (pág. 130), Ada Salas (pág. 177), Victoria Camps (texto con Salvador Giner) (pág. 189) y Almudena Grandes (pág. 214). Por tanto, en esta publicación que hoy, curso 2012-2013, sirve para que los chicos y chicas de 4º de la ESO aprendan literatura, conozcan los representantes de las letras hispanas, encontramos una población sesgadamente masculina: solo un 6,09% de los textos que se presentan son de mujeres.

Otro ejemplo más de desproporción que deberíamos ir corrigiendo en lo sucesivo.

Bibliografía:

AA VV: Lengua castellana y Literatura. Madrid, Oxford, 2007

http://www.cosmopoetica.es/sala-de-prensa/noticias/185-cosmopoetica-recupera-las-voces-femeninas-de-la-generacion-del-27

http://algundiaenalgunaparte.wordpress.com/2010/06/01/peces-en-la-tierra-pepa-merlo/

Rosario de Gorostegui


Deja un comentario

Nunca o siempre, la esgrima del inmóvil

  • Nunca

Nunca dejarías tu butaca estilo Le Corbusier para salir corriendo hasta mi lado y preguntar la hora o dar las buenas tardes mirándome a los ojos.

——————————–

Nunca dijo Dulcinea qué pensaba en realidad de tu locura.

——————————–

Nunca fue más tarde y sigue creciendo el día.

—————————————–

Nunca te fuiste de la sensación de abandono.

———————————————–

Nunca el grifo olvidó la boca.

——————————————–

Nunca imaginó la voz el silencio de los besos.

 

  • Siempre

Siempre te esperaré. Pasarán tus hijos tristes y no te levantarás a saludarme.

———————————————

Siempre escribo tu nombre y es papel mojado.

————————————————–

Siempre tuviste prisa por guardarme como una más, entre tus cosas.

—————————————————–

Siempre hubo domingos: ese día sin Dios de la semana.

———————————————————-

Siempre me adoraste y no fue fácil encontrar la llave del sagrario.

—————————————————-

Siempre te engañó la vida; por eso desde niño te acompañó la muerte.

—————————————————-

Siempre es mañana cuando se habita el mundo que promete.

————————————————————

Siempre pienso qué pasaría si los que piden silencio se callaran.

————————————————

Siempre prefirió mi piel ser menos juez y más testigo.

——————————————————–

Para no estar sola, siempre ocupo el lado vacío de la cama.

————————————————————–

Siempre hay dos en esta cama: un hueco y yo.

———————————————————-

Siempre tejes. Para no perder el hilo.

———————————————————-

Siempre me gustó la ciencia: la ecuación exacta de los cuerpos.

 

Rosario de Gorostegui