LA TIENDA DEL KIRGUISE

lugar de encuentro de los componentes y amigos del colectivo TERRITORIO KIRGUISE


Deja un comentario

REGRESOS: Tejada la Vieja

tejada

Yo no sé cómo se llamaba, cuando lo era, la ciudad fenicia de Tejada la Vieja. Estas urbes arcaicas fueron despojadas hasta de su nombre, incluso de la noción de quiénes fueron los que las habitaron. Hoy sabemos que un Tartessos autóctono nunca existió; que la arribada de población oriental, tan numerosa como las coquinas de la playa, forjó multitud de asentamientos costeros en torno al gran golfo hoy desaparecido que se ubicaron en las bocas, bien crecidas, del Guadalquivir, e incluso los internó en las sierras que señoreaban aquel Mediterráneo Chico a las afueras del Gran  Mediterráneo. Fueron tiempos duros, aquellos en los que los sátrapas asirios de poblada barba arrastraban a la diáspora a naciones enteras; naciones que se veían, como hoy, abocadas a la huida desesperada por mar y se instalaban, en clara ventaja técnica y cultural, de buen grado o imponiéndose por la fuerza, en territorios hasta entonces poco habitados y dominados a su vez por otros tiranuelos que caían rendidos ante esta superioridad artística y tecnológica de los emigrantes. Luego vendrían la colonización agrícola y el establecimiento de redes comerciales estables, el engrandecimiento político y la fusión étnica con las poblaciones preexistentes, hasta formar el mítico territorio que conocimos como Tartessos en los manuales de arqueología de nuestra juventud.

La tarde era maravillosa, con un sol ya derrotado que sacaba aromas de las encinas, de las las hierbas y hasta de las piedras. Sobre el camino original, cuajado de guijarros multicolores, yo a mí misma me recordaba a un campesino que volvía de la labor diaria a refugiarse en los fuegos amables de la comunidad. Supongo que a medida que me fuera acercando, divisaría las altas murallas enlucidas de blanco, orgullosas y prudentes, entre el balido de los animales, los gritos de los niños, las llamadas y las voces. Qué bonito divisar esos humos, saliendo de las puertas y los tejados, con sus olores a carne asada, a pan, a cenizas. Debía ser un auténtico calor para el espíritu regresar en los antiguos tiempos, tan inseguros, al hogar.

Astarté, la paloma, la estrella de la noche, la doncella sabia, brillaba en el cielo veraniego, y ni el tiempo pasado ni la futura ruina parecían siquiera posibles. El templo de la divina pareja, Baal y Astarté, tendría su umbral tapizado de conchas apotropaicas cuya blancura comenzaba a lanzar destellos a la media luz del crepúsculo. Quizás hoy, en mi ausencia, se habían completado holocaustos sobre su altar de tierra, en forma de piel de toro, y ahora una hieródula sagrada barría, con algo de desgana, el patio tras los fastos. Tejada dominaba la llanura a sus pies, y aunque era un gran centro de la distribución del producto de las minas cercanas de Aznalcollar, era también un pueblón centrado en sí mismo, quizás como residuo de los tiempos en los que, mal aceptada por los nativos, tuvo que encerrarse, vivir consigo misma y continuarse  sola, sin el aporte exterior. Ya sin embargo los tiempos del aislamiento habían pasado y casi todo el mundo tenía un abuelo o madre nativos, y hablaba las dos lenguas, e incluso el odiado griego se escuchaba por las calles de ciento en viento. ¿Tendrían sus habitantes la picazón de la rivalidad con Gadir, o con Onuba, o con otras urbes prósperas del país tartéssico? Esa emulación antigua late hoy quizás en las guerras entre Vírgenes de un lado y de otro de la Andalucía Atlántica, cada cual más guapa, y más festejada por unos y por otros.

Por el suelo despojado de Tejada fui recogiendo algunos fragmentos de cerámica gruesa, antaño contenedores de los productos de despensa de las casas -el aceite, los granos, las carnes saladas-, salidos de las manos extintas de un buen señor alfarero que resoplaría y juraría completando su labor, y se pondría bien contento cuando la terminara. Esas orzas se enterraban en los suelos, y allí quedaron, cuando alguien decidió levantar una ciudad nueva y más peóspera a pocos kilómetros de allí, Tejada la Nueva, que por eso, por ser nueva, me interesa menos.

MARINA GURRUCHAGA

 


Deja un comentario

ILUSTRAR UNA POÉTICA

III JORNADAS TERRITORIO KIRGUISE

ILUSTRAR UNA POÉTICA”

Margarita Gurruchaga y Marina Gurruchaga

4 de octubre 2018

Por tercera vez nos reunimos con motivo de las charlas que nos ofrecen los miembros del Colectivo Cultural Territorio Kirguise, siempre orientadas a compartir lo que cada uno de nosotros hacemos o los temas y ámbitos del arte y la creación con los que estamos más familiarizados por nuestra actividad o trayectoria. Esta actividad comenzó en octubre de 2015 (8, 15 y 22 de octubre) cuando tuvo lugar en la Libreria del Puerto de Santander el ciclo de mesas redondas titulado “Semántica de la creatividad: signos y sentidos”, en el que participaron varios miembros del Colectivo Territorio Kirguise: Mariano G. de Vallejo, Marina Gurruchaga, Dori Campos, Paloma Bienert, Isabel G. de Juan, Marie Vidal y Arvinder Bawa; las II Jornadas se realizaron en noviembre de 2016, cuando tienen lugar también en la Librería del Puerto con el título “Géneros en metamorfosis: nuevas y viejas recetas en el mundo de la creación postdigital”, con la participación de Carmela Greciet, Óscar Losa, Luis Salcines y Miguel y Santiago Sobrino. 

En esta ocasión el Centro Cultural Doctor Madrazo, muy amablemente, ha respondido a nuestra propuesta de realizar en su sede el ciclo de este año, que está articulado en torno al amplísmo tema de la interrelación entre géneros artísticos, y en concreto, en esta ocasión, entre la ilustración, la literatura en general y la poesía en particular, la estética, la pintura y la escritura histórica. Nos acompañarán una serie de creadores quienes, para los que visitáis el blog del Colectivo, www.latiendadelkirguise.wordpress.com, y seguís sus actividades desde hace seis años ya, os resultarán conocidos, como son Marisa Campo y Lourdes Fernández, Daniel Guerra de Viana, Margarita Gurruchaga y Marina Gurruchaga. Comenzamos hoy con una ilustración de las relaciones entre arte y literatura, y la fábrica real de las mismas, aplicadas al ejemplo de la colaboración entre ilustrador (Margarita Gurruchaga) y escritor-poeta (Marina Gurruchaga y Dori Campos).

Por centrar una serie de cuestiones generales, podríamos comenzar diciendo que el ilustrador es también lector; de hecho y muchas veces uno de los primeros lectores de la obra en cuestión, y como tal, construye también una nueva y personal obra artística, hermeneuticamente hablando. Pero esta nueva obra no queda aprisionada, o limitada, a vivir en su pensamiento, generando un nuevo hito en su comprensión del mundo, sino que es efectivamente regurgitada, en forma de producto artístico, y emerge como otra construcción estética, mediante un nuevo lenguaje, un nuevo género, el de la obra plástica, emparentado en su propósito y en su contenido, con el texto fuente. Los traductores o canalizadores de este trasvase son los arquetipos o imágenes simbólicas, aquellos patrones del inconsciente colectivo y por lo tanto personal de los que Jung y sus continuadores nos vienen hablando desde hace ya bastantes años. Estos avatares del arquetipo (hoy erróneamente indentificados con los memes, o “genes culturales” que nos explica el darwinismo de Susan Blackmore) en perpetua caza de sí mismos, con nuevos ropajes sobre un cuerpo viejo, constituyen una comunidad de sentidos, imágenes y connotaciones que permite, como decimos, la transferencia entre, primero, el ilustrador y el escritor, y entre éstos últimos y el lector-visionador de la obra y la ilustración. Si esta identidad de sentidos no se produjera antes de la comunicación entre ambos, la comprensión y recepción del mensaje sería imposible; hablaríamos de códigos diversos sin relación entre sí.

En este sentido, el escritor, en mi opinión, ni siquiera debería intentar controlar el producto, el eco de su intención personal en la interpretación del ilustrador. Va a existir una sintonía profunda entre ambas lecturas, aún cuando el ilustrador, como decodificador, añada elementos personales en su versión de lo que lee. Como de hecho sucede inevitablemente cuando el escritor “entrega” su obra al lector anónimo, en esta relación entre escritor e ilustrador, el último debería cederle la plena libertad creativa, porque una vez emitido su mensaje al mundo, debe ser consciente de que lo que el lector-ilustrador haga de él, sólo a este ultimo atañe. El lector-ilustrador genera de hecho a su vez otra obra de creación que a su vez será interpretada por un nuevo lector, quien, en  un juego de espejos, una mise-en-abîme, realiza su propia lectura; incluso podría generar un nuevo texto literario o estético a partir de la anterior. De la misma manera, no debería buscarse una literalidad entre la idea o imagen que transmite el poema y la impresión o versión que el ilustrador genera a partir de su interpretación. Hablamos, claro, de un desiderátum, ya que muchas veces las dinámicas editoriales y económicas no permiten esta libertad en la colaboración entre ambos artistas.

En este punto vamos a suspender la disquisición teórica para mostrar-demostrar la mecánica real de este diálogo entre artistas. Para el caso nos hemos puesto nosotras como ejemplo, en concreto nuestra colaboración desde hace años; también hablaremos de la colaboración de Margarita con otra poetisa, Dori Campos.

Margarita, además de su labor como pintora, con varias muestras ya realizadas, ha diseñado una diversidad de ilustraciones, comenzando por el icono identificatorio de todo el proyecto La Tienda del Kirguise-Territorio Kirguise, como portadas e ilustraciones concretas a los poemas recogidos en un volumen concreto (La Puerta de Volterra, año 2007) y a poemas escogidos para eventos culturales (Eros y Tánatos, Reflejos), sobre cuyas ilustraciones realizaremos algunos comentarios. Además, como antes comentábamos, ha trabajado con Dori Campos ilustrando varios poemas de esta autora (poemario “La Lengua se abre paso”, 2011, editorial Kattigara, premio de poesía erótica Cálamo 2010), y recibió durante dos años el encargo de realizar el cartel anunciador del Festival Cinematográfico de Lavapies.

MARINA- Marga, tú te formas como artista plástica entre las universidades de Salamanca y de Sevilla. Allí os indicaron alguna directriz o guía, u os hablaron sobre cómo enfocar la labor de ilustración desde un punto de vista teórico, de concepto? Cuestiones tales como la relación con el texto, el artista, la transferencia entre ambos, etc. Y si es o no el caso, tú, en tu ya amplia experiencia, habrás encontrado una fórmula personal respecto a estos asuntos.

En Sevilla la formación fue eminentemente práctica en Restauración, así que nada. Pero en Salamanca tuvimos una materia de Diseño en la que nos pidieron hacer diversos ejercicios, como Ilustrar el Mago de Hoz y diseñar una viñeta crítica periodística. No recuerdo ninguna orientación de la época en la que estudiábamos, pero si lograron transmitir el amor por el trabajo bien hecho, y el cuidado de la técnica. Obviamente hay que conocer al artista escritor y leer muy bien el texto, pero no creo que eso deba nublar la interpretación o acotar la libertad. Estoy muy de acuerdo con la frase que dice “la libertad sólo cobra sentido en un contexto de limitaciones”. Y casi podría sustituir libertad por creatividad. A la hora de ilustrar hay limitaciones; primero podríamos hablar de las limitaciones materiales. (tamaño, tintas, …) y las conceptuales, estilísticas, que vienen determinadas por el artista al que tienes que ilustrar, el tema de la obra, tu propio estilo, tu experiencia anterior (con éxitos o fracasos), tu estado de animo… . Por eso, al final, a pesar de todas estas limitaciones el ilustrador debe salir adelante. A veces el proceso consiste en leer y ver y otras veces es leer y buscar. A menudo cuando se ve lo que se quiere surge la imagen como fotograma de una película o foto fija. A veces, el proceso es más conceptual y buscas imágenes que respondan a conceptos previos que has racionalizado previamente al iniciar la búsqueda de lo que quieres.

MARINA- Ya habías creado el logo de Maisontine.com, que estuvo activa desde 2007 hasta 2012, y en el año 2012 creas el logo del blog http://www.latiendadelkirguise.wordpress.com y del colectivo Territorio Kirguise y la editorial vinculada. En esta ocasión existía, además del propio nombre de la iniciativa, un texto, que os leo a continuación, en el que te basaste para realizar tu interpretación.

El hombre que se ha perdido viajará por la estepa solo, durante muchos días. Una noche avistará, al ascender la colina, sobre la pradera gris, la sombra oscura de la yurta, cuyo quicio está gastado y huele a mantequilla rancia y cuyo fuego esclarece más que la luz de las estrellas. 

El hombre que franquea la puerta de la yurta espera ser allí bien recibido. No ofrece regalos, porque nadie es más pobre que el que llega de la estepa. Tan sólo podrá contar lo que en su viaje vio y oyó. Junto al fuego que le ofrecen desgranará sus historias, y su voz dibujará vivas imágenes en la mente de los que escuchan.

TERRITORIO KIRGUISE pretende ser un espacio abierto para quienes no nos encontramos cómodos en los caminos convencionales de la vida literaria y aún así pretendemos dar a conocer nuestras creaciones. Por ello también queremos conocer vuestros comentarios y opiniones. Este es un ámbito libre en el que deben cruzarse todos los caminos, todos los géneros, todas las experiencias. 

¿Nos puedes comentar cómo fue el proceso de creación del logo? Porque la función de un logo, de una, digamos, “imagen de marca”, difiere un poco de una ilustración que acompaña al texto, texto al cual el lector puede siempre referirse o consultar. Un logo debe transferir en un solo vistazo la información y la intención del proyecto al que se refiere. Por eso a nivel técnico, de realización, deben ser sencillos. Mejor tintas planas que matices de tonos, y pocos elementos pero muy significativos.

Efectivamente, ante todo se deben tener presentes los condicionantes de creación de un logo, que son la sencillez, identificación clara, lectura visual inmediata, economía de medios, fácil reproducción y escala, pero aquí añadí un componente romántico que no quería perder de vista estilísticamente hablando. no hay nada mas sugerente que una tienda con las características de una yurta, en medio de una estepa golpeada por el viento frio nocturno. La imagen en si misma me parece tan potente, sugestiva e inquietante… . La labor de documentación iba pareja; no sabía en realidad como era la cultura kirguise, sus tiendas tradicionales. El tamaño tenía que ser alargado para que sirviera como banner en la pagina web y como sello de las publicaciones, y también en dos tintas, con contrastes fuertes y un claroscuro bitonal. Lo compuse con la ley de los tercios, que genera imágenes muy equilibradas.

MARINA- Quizás lo que acabamos de comentar sobre los logos, funciona un poco en el caso de los carteles publicitarios o de las portadas de obras, que también deben cumplir un papel simbólico o identificativo de una obra o un evento a través del título general de ésta. En concreto tú has realizado las portadas varias obras, como son los Cuentos de Valerii Briusov, mis poemarios La Puerta de Volterra, La Tienda del Kirguise, y Hombre Solo. Además una de tus ilustraciones al libro de Dori Campos también sirvió como portada del mismo. En el caso de La Tienda del Kirguise, la identidad de esa idea con la del logo es evidente, sobre todo teniendo en cuenta que esa expresión, “la tienda del kirguise”, salió de un verso a su vez en un poema extraído del poemario del mismo nombre. Pero respecto a los Cuentos de Briusov, que no estaban ilustrados, y a Hombre Solo, ¿cómo orientaste la creación de estas portadas?

Con los cuentos de B. elegí el cuento más impactante, el de las tres hermanas, una historia basada en hechos reales que B. noveló de forma truculenta. Necesitaba como portada algo aterrador, directo, rozando lo siniestro. Representé a las tres hermanas mirando al espectador, porque una portada que ilustra cuentos debe actuar de reclamo a la vez que expone lo que contiene el libro. Creo que la portada” llama” por las miradas de las tres mujeres que no sabemos muy bien si son la misma en tres estadios diferentes de un trance o distintas mujeres. Esa tensión de no saber lo que son es la que debe hacer al espectador sentir el impulso de averiguar lo que contiene la obra, leerla. En cualquier caso el objetivo es que adquiera el libro, claro. En cuanto a la composición, siempre he sentido la necesidad de basar mis trabajos en la ley de los tercios, de los puntos de atracción; en ese sentido soy fiel a las normas compositivas clásicas que vienen funcionando durante siglos, y también en el mundo de la fotografía. En cuanto a la técnica, también responde a la necesidad de economizar la reproducción, aunque encuentro un reto muy interesante el jugar, estudiar y analizar de que manera se puede sacar el máximo partido expresivo a las dos tintas y la linea. La portada tiene un poco de horror vacui, fue intencionado, porque es un relato opresivo y por ello las imágenes debían responder a esta sensación. Hombre Solo se basaba en uno de los poemas, es una historia real de un conocido nuestro, y los rasgos del personaje, con mono de trabajo, asomado a su puerta, son reales. Se le contempla desde atrás, desde el interior de su casa, que es donde murió, en su entorno cotidiano, cerrado pero querido al mismo tiempo, enmarcado por la puerta que representa sus limitaciones familiares, que le marcaron irremisiblemente. Lo que se ve al fondo es una perspectiva forzada de la iglesia del pueblo, que termina de acotar este mundo en el que pasó casi toda su vida y al que tuvo que volver después de muchos fracasos personales. Era una persona querida por la familia y mi hermana quiso titular el libro con el poema homenaje a él. Volvemos a las dos tintas por necesidades de economizar y porque el contraste de luz y sombra, tan fuerte, me gusta mucho, ya que resulta muy dramático. Y su historia fue realmente dramática.

Ya para el caso de La Puerta de Volterra, que hasta ahora ha sido el proyecto de ilustración editorial más amplio que has realizado –en el sentido de que fueron un gran número de poemas los que ilustraste, en concreto 16, sin contar la portada-, me gustaría llamar la atención sobre ésta última y algunas de sus ilustraciones, reconstruir tu proceso de interpretación, de resimbolización. También los aspectos técnicos son interesantes, en cuanto a la elección de materiales y estilo. Son ilustraciones sencillas, muy simbólicas, sin un elemento humano o naturalista aparente. Hay algunas imágenes que aluden claramente a arquetipos muy específicos, y esta concentración en lo elemental permite rastrearlos con cierta evidencia.

Realmente ha sido lo primero que he hecho en ilustración concreta de una obra. Supongo que por ello hay cierta ingenuidad materializada en esa evidencia. Busqué las palabras claves de los poemas e intenté recomponerlas, representarlas con cierto sentido compositivo. Hay un elemento que intenté repetir en todas ellas, un ojo-sol-espiral-concha-elemento ovalado. Me preocupaba que al ser muchas no hubiese cierta conexión, coherencia entre todas ellas, que visualmente alguna de ellas desentonara en el puzzle, no encajara. Si determinaba un elemento que se repitiera en todas pero haciendo variaciones de su aspecto, dotaría al conjunto de la unidad que buscaba.

Es increíble como las dos al final, cada una por su lado, hemos coincidido en las imágenes y los conceptos, sus inferencias, y esa base de la que hablabas del elemento cerrado, que está en la base de todos esos arquetipos, para construir un mundo imbricado en cuanto a su representación. No creo que sea porque somos hermanas, sino porque mas bien somos mujeres (jajajaja). Voy a comentar con cierto detalle estas identidades arquetípicas en relación a su ilustración.

PORTADA- El arquetipo de la puerta es evidente. Según Cirlot, psicoanalíticamente implica todo aquello que permite el paso, lo femenino, y entre la puerta del templo y el altar se establece de manera simbólica la distancia más corta. “La puerta de Volterra” es el título de uno de los poemas del libro, y alude a la antigua ciudad etrusca, que comunicaba la ciudad de los vivos con la necrópolis cercana, vinculando la vida y la muerte de las generaciones locales como símbolo del paso universal y eterno de una a otra condición. Pero esta puerta que has dibujado es una puerta peculiar, como un poco cinética, ¿no?

Bien, la técnica es mixta porque esto da mucho juego de texturas, sombras y luces, y ese componente cinético expresa la vibración de la vida, porque la muerte es parte de la vida y por la propia puerta ha pasado también el tiempo.

ANTE EL SOL – arquetipo de una escalera, esfera solar, espiral, concha. Según el Diccionario de Símbolos de Eduardo Cirlot, el símbolo de la escalera “aparece con mucha frecuencia en la iconografía universal. Las ideas esenciales que engloba son ascensión, gradación, comunicación entre los diversos niveles de la verticalidad”. En este libro utilizas formas escaleriformes con frecuencia, y también aparecen mucho los otros dos elementos citados, la esfera solar, con más o menos definición (LUZ DE ENERO), y la espiral, la concha. Por su forma son también elementos parejos, si bien para Mircea Eliade la concha es un símbolo, por su asociación a las aguas y a la luna, relacionado con la mujer, la fertilidad, mientras que el sol representa el momento de máxima actividad heroica, masculina, si bien también creadora, constituyendo el elemento de culto por antonomasia de muchas religiones antiguas.

HE ARROJADO UNA PIEDRA… – el arquetipo aquí presente es el del pozo, el sumidero. La obscuridad que todo lo absorbe. En el simbolismo cristiano, según Cirlot, el pozo significa la salvación, la aspiración del peregrinaje de la vida. Al borde del pozo se encuentran las conchas, precisamente, y el hecho de extraer agua de un pozo es el extraer de un contenido numinoso. También el pozo es el símbolo del ánima y del atributo femenino. La piedra que aparece en medio de la obscuridad que la engulle, recuerda a un pequeño rostro casi lunar que se desliza rápido hacia el fondo de lo inconsciente.

DESILUSIÓN… – imágenes más confusas, técnica de aguatinta. Se adivinan dos figuras, una parece en posición de súplica, como implorando atención, dádivas. Una imagen muy orientalizante, la del fiel postrado ante la divinidad esperando sus favores.

DESDE ESTA ESQUINA… – nuevamente la espiral, la concha.

MAGNÍFICO AISLAMIENTO– (cita del lema diplomático de la política exterior británica durante el s.XIX). Alas desplegadas. Éstas simbolizan las fuerzas espirituales, la posibilidad de avanzar en la percepción.

Y AHORA TODO ONDEA… ESTUVE CAMINANDO POR MI JARDÍN – distancia y vegetación. Mar de hierba. El océano, sea vegetal o acuático, también es un símbolo repetido en los poemas y en tus ilustraciones. El mar, el océano, representa fuerzas en dinamismo, modalidades transicionales entre lo estable y lo no formado, el símbolo de la transformación y su posibilidad perpetua. En este poema, y tú lo recoges muy bien mediante ese mar de hierba que se pliega, también aparece o se adivina la presencia del viento, otro símbolo universal, considerado el primer elemento por su asimilación al soplo creador y renovador de la vida.

Si recuerdo que el poema “desde esta esquina” fue el primero que ilustré, y por eso la composición es quizás mas rígida y a la vez mas nítida; es un acantilado visto en contrapicado y el ojo representa al poeta, la primera persona.

En 2011 ilustraste el libro de poemas de Dori Campos, “la Lengua se abre paso”. En concreto fueron cuatro ilustraciones, con una técnica también sencilla, bicroma (plumilla y acrílico). Pero en esta ocasión abordas un naturalismo simbólico que se diferencia bastante de tu anterior trabajo. Va emergiendo un elemento explícitamente femenino en varias de las imágenes. En los poemas de Dori el elemento corporal, el contacto, la entrega, parecen haber sido representados por tí mediante la imagen de la mano abierta, que busca la cercanía, la apertura. Esta imagen se repite en varias de las ilustraciones, junto con la figura femenina que no hace explícita su desnudez. La poesía erótica de Dori acentúa este emblema de lo carnal como llave del contacto personal, profundo.

Dori me paso sus poemas y al igual que en La Puerta yo busqué los elementos que me sugierieron una composición que luego reconstruyo para generar una imagen que tenga valor por sí misma, ademas de acompañar al texto. En ese momento, la figura humana me aportaba la posibilidad de dar respuesta al propio poema, ademas de que mi proceso como dices ha ido de lo abstracto a lo figurativo. Al ser una mujer la autora de los poemas, la figura femenina es el sujeto de las imágenes. Las manos representan el contacto, la piel, elemento que esta muy presente en los poemas.

Vamos ahora a comentar las ilustraciones que realizaste para la actividad Eros y Tánatos, que se desarrolló en la sala Casyc Up en el año 2012. En esa ocasión ilustraste varios poemas míos. De todas las imágenes que se proyectaron en el evento, sólo una de ellas se publicó acompañando a los poemas. En esta ocasión la técnica introdujo el color, configurando auténticos cuadros en un formato mediano. Coméntanos un poco tu visión en aquel momento del trabajo de ilustración. Continúas con la nueva dirección naturalista que abordaste en el libro de Dori, aunque esta vez mucho más realista en la ejecución. Sigues de todas formas insertando ese naturalismo en contextos oníricos, de gran simbolismo, en los que emergen elementos que ya hemos encontrado: el océano o el agua, la caída o el pozo-obscuridad, la mano como elemento de conexión o de separación final, y el cuerpo femenino, animado por gestos muy expresivos -una expresividad que ya estaba en los rostros de las ilustraciones para “La lengua se abre paso”-.

Personifico al ser humano como mujer en este caso. Pero no es algo que tenga como principio ni pauta. Lo hago indistintamente. Y la idea era mostrar tanto a Eros individualmente en algunas ilustraciones comoo a Tanatos en otras. En aquellas en las que esto no es así, personifico nuestra situación, nuestra opción ante ellos. Nuestra opción como un abismo en el que se puede caer, Entendiendo como Eros y Tanatos dos situaciones de la vida, ante cuyas situaciones tenenos cierta posibilidad de decidir. Básicamente en este trabajo y en Reflejos, que veréis mas adelante, el proceso que sigo técnicamente es uno en el que me siento muy cómoda. Utilizo una técnica romántica y simbolista. Consiste en manchar el papel con tintas (técnica muy viva), dejar secar y analizar las formas que resultan. Me gusta inspirarme en el resultado y a su vez a veces hago el proceso contrario. Tengo en mente una imagen que a veces es muy imprecisa, sobre lo que quiero, y mancho dibujando también de forma muy imprecisa pero buscando las formas básicas de aquello que quiero.

En 2014 se realizó una exposición colectiva de los artistas vinculados a Territorio Kirguise en la Sala Hangar de la Biblioteca Central de Cantabria, bajo el título de “Reflejos“. Se trataba de un proyecto de ilustración, en el amplio sentido de la palabra y como el nombre de la muestra quería apuntar, de una serie de obras literarias por parte de un artista plástico. Dori y Marga vuelven a trabajar juntas y Marga realiza dos polípticos, uno de ellos para dialogar con los cinco poemas que presentó Dori en aquella ocasión. Marga le enseñó la obra y Dori escribió la sugerencia que estos le generaron. Son dibujos en tonos fríos, en los que predomina el elemento humano de figuras sin rostro, despersonalizadas, y por lo tanto aún más simbólicas, con actitudes relacionales en función del texto de los poemas, que retratan sentimientos de sufrimiento, empatía, odio, amor y miedo. No hay mención gráfica del sexo de las figuras, al contrario que en los anteriores trabajos, donde el elemento femenino, en cuanto a los arquetipos de las imágenes manejadas y las propias figuras, era evidente. ¿Nuevamente es esto una evolución en tu concepción personal?

Si, este vez soy yo la que genero la imagen primero y en un ejercicio de interpretación Dori redacto sus poemas. Habria que preguntarle a ella que vio y que elementos le señalaron el camino para sus poemas. Pero está claro que esta vez no trataba de marcar el género del personaje: sin pelo, sin rasgos sexuales definidos, representa la experiencia humana general. Más que una imagen doble, el reto de reflejos era generar accion-reacción, y en ese sentido entendí cuáles eran nuestras respuestas básicas emocionales hacia el exterior, la vida, los sucesos, las circunstancias. En esta ocasión no tenía limitaciones técnicas, afortunadamente.

MARGARITA GURRUCHAGA Y MARINA GURRUCHAGA


Deja un comentario

Hoy, en la muerte de un perrillo

 

Hoy te veo cruzando un puente hacia el abismo.

Conducida, tu dogal es suave, caminas confiada.

Sin saber de estrellas, ni del polvo ni las conchas rotas

que encontrarás, encontraremos todos

Al final reunidos, en momento santo.

Hoy remueves apenas nuestro día.

No hay ya que alimentarte, ni taparte el frío

Con mantas en el sofá caliente, tu isla querida.

Hoy empezaré a recordarte por el resto de mi vida

Hasta que yo sea también recuerdo, y luego

La luna que crece y decrece como el mar,

Y al final pura memoria del amor y el todo.

 

MARINA GURRUCHAGA

En memoria de mi perra Lamby, 28 de septiembre de 2018.

 


Deja un comentario

SUCEDIENDO. Sociología cotidiana.

 

SUCEDIENDO/ NOTAS DE PRENSA

SOBRE TODO HAY QUE QUEDAR…..

el tránsito a la robotización nos está creando un gran sufrimiento.

CRIPTOMONEDA

el misterioso bitcoin es una moneda digital, 1 equivale a 1402 dólares, se pueden cambiar
por euros y dólares.
quien la emite?
Que será de nosotros en el mercado digital?

DISEÑO

un estudio de diseño ha creado el organsound, que separa los sonidos en el altavoz, como un órgano, pura artesanía digital.
El nuevo Huawei-Mate-10, tiene de todo y mejora la experiencia del usuario.

SALUD

con un parche de menos de un euro se podría controlar la salud de una persona en cualquier parte del mundo.

TRABAJO

un Contry Manager, ha diseñado una oficina agradable, porque hoy no funciona encerrarse entre cuatro paredes y mantener alli el secretismo. Afirma que nuestros hijos van a querer decir:
-tengo ganas de ir a trabajar.
Muy pronto los únicos trabajos que desempeñaremos serán creativos. Los robots se encargarán del resto.

LAS APPS

permiten que mi trabajo sea global y pueda hacerlo desde cualquier lugar. Hay que tener el mejor móvil.

TECNOLOGIA

si has nacido antes del 60, preferirás aislarte del ruido y la tecnología.

Una firma de vaqueros ha creado una chaqueta con un dispositivo en la manga para que los ciclistas accedan a su tfno, tiene tecnología wearable.

Hay férulas impresas en 3D, para sustituir escayolas y gafas de realidad mixta para los quirófanos.
En la Nube se almacenan 44 zehabytes, cada zattabyte equivale a un trillón de gigas

ALEXA,

ha vendido en EE.UU. 11 millones de unidades, vete a Amazón. Promete, pero de momento es un gadget que no cubre el esfuerzo de configuración y aprendizaje.
Y ahora la música se escucha en Spotify y Youtube.
¿Que es el Streaming?: los nuevos equipos virtuales se basan en el liderazgo fléxible y el contacto con la persona. Hay que reunirse al menos 2 veces al año.
Ya no es una opción ignorar el cambio.
La tecnologia ya hace cosas que ni soñábamos.

INVESTIGACIÓN

María Blasco sigue investigando, ha conseguido retrasar el envejecimiento en ratones y enfermedades asociadas a él.

ARTE

en el ART Museum Miami, una Instalación: Café-Cucuyo, hecha según impresión en 3D, retrotrae a los veranos de la infancia, a la caza de insectos luminosos en el jardín.

EMOCIONES

tu coche en el futuro entenderá tus estados de ánimo y haréis un equipo al volante.
Sin una experiencia humana y que emocione, ningún paradigma tecnológico triunfa. Para triunfar en Silicon Valley, es suficiente una inteligencia media y perseverancia.
ECONOMIA

Cabify destaca que su negocio tiene 0 impuestos En España, las emprendedoras buscan sistemas que entiendan a los humanos y nos ayuden y cometen errores porque se arriesgan y rompen cosas y hay ingenieros que son también psicólogos para entenderlo todo.
Las personas-trabajadores/as son un diamante en bruto, tienen capacidad, habilidades sociales y fuerza de voluntad.

 

DORI CAMPOS


Deja un comentario

III JORNADAS TERRITORIO KIRGUISE (4-24 de octubre 2018) en el CENTRO CULTURAL DOCTOR MADRAZO (Santander)

GÉNEROS EN CONVERSACIÓN: ILUSTRACIÓN, PINTURA, HISTORIA Y POESÍA. 
CENTRO CULTURAL DR. MADRAZO
Santander
4 octubre, jueves (19:30): Margarita Gurruchaga y Marina Gurruchaga: ILUSTRAR UNA POÉTICA.
11 octubre, jueves (19:30): Marisa Campo y Lourdes Fernández: LA POESÍA Y LA PINTURA EN JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.
24 octubre, miércoles (19:30): clausura, sala multiusos. Daniel Guerra de Viana: UNA POÉTICA DE LA HISTORIA.